DNIe, contraseñas y el policía: Una parodia de la Usabilidad

02 Jul 2015

DNIe

Compartelo:Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Hoy os traemos una anécdota que le ha ocurrido a uno de nuestros compañeros, cuando fue a renovar su DNIe. Aparte de demostrar que la firma digital puede ser de todo menos aburrida, queremos aprovechar la ocasión para explicaros el abismo que hay entre lo que el ciudadano de a pie percibe y la utilidad que el DNIe puede llegar a tener.

Hay veces que simples acciones como ir a renovar el DNIe se convierten en historias dignas de contar, tanto por los personajes que te encuentras por el camino como por los hechos y realidades que descubres a medida que  transcurre la historia.

Era una tarde cualquiera (35º a la sombra) y me disponía a renovar mi DNIe, que sin darme cuenta ya llevaba caducado un mes. En la comisaría rápidamente me atienden y me pasan a una sala de espera interior donde van llamando a medida que el personal administrativo se va quedando libre.

Cuando me toca, me siento delante de la persona que va a atenderme, un policía con pinta de que le queda poco para jubilarse y con plante serio, se dispone a indicarme lo que necesita para llevar a cabo la renovación y mientras hacía sus trámites, hablamos de política, hijos y por supuesto de su ansiada jubilación. Así entre chácharas llegó el momento de generar el PIN de mi nuevo DNIe.

Es aquí cuando la conversación se pone interesante: ‘ Es absurdo de generar este tipo de claves de las que nadie se acuerda y del gasto de papel que esto supone y más teniendo en cuenta que la mayoría no sabe ni para lo que sirve.  Abre el sobre, ábrelo‘ me decía insistente como si todavía esos 8 dígitos  impresos en el papel pudieran sorprenderme más de lo normal.

Al abrir el sobre resulta que además de una contraseña fácil de olvidar, la impresión está cortada por la mitad lo que hace desarrollar tu imaginación al instante: ¿Será una F o una E?¿Una I o una L?¿Mayúscula o minúscula? Algo ilegible con muy poco uso.

DNIe Claves

DNIe Claves

 

Al instante el policía  indignado, me dice: ¿Tu crees que esto es normal?¿Para qué te sirve ahora a ti ese papel? Siempre y cuando te interese claro porque mira mi papelera…. En ese momento me muestra una papelera llena de sobres de pin sin abrir porque la gente no los quiere.

Como experta en la materia, le dije que no había problemas que podía cambiar la clave en las máquinas de la entrada tan solo con mi huella, porque está adherida a mi DNIe y así lo hice. El señor, se quedó boquiabierto del simple  hecho de que supiera cómo usarla y es que si en algo tenía razón es que con el DNIe, hay un problema de usabilidad.

Es difícil de usar, se invierte mucho dinero en expedición de claves y todo para algo que no aporta valor al ciudadano medio. Este artículo con un toque de humor deja ver la necesidad inminente de simplificar el uso del DNIe para los ciudadanos. Soluciones de usabilidad que poco a poco van llegando, pero a las que todavía les falta mucho para hacer del DNIe algo que todos usemos en nuestra vida diaria.

¡Nos vemos la semana que viene!

Post relacionados

Compartelo:Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Trackbacks and Pingbacks

  1. UE 910/2014: La nueva norma sobre identificación electrónica - 24 de Septiembre de 2015

    […] que hacen que el ciudadano de a pie opte por otras vías. Ya os contamos algo, en este post.  Pues bien, la nueva norma UE 910/2014, quiere acabar con […]

Dejar un comentario

*