Apertura de datos con iCMS

13 jul 2011

Open Data es una iniciativa que tiene como meta que ciertos contenidos estén disponibles para todo el mundo, sin limitaciones o restricciones de cualquier tipo (aunque como veremos más adelante existen licencias para regular el acceso y uso que se hace de la información).

En el caso concreto del Sector Público, las iniciativas de apertura de datos plantean una serie interrogantes: ¿qué información es reutilizable?, ¿en qué condiciones se puede ofrecer esta información?, ¿qué es posible hacer con la información publicada?. Para dar respuesta a esta estas cuestiones surge la Ley 37/2007 que regula la Reutilización de Información del Sector Público (RISP). Además, en este contexto nace el proyecto Aporta (www.aporta.es), que tiene la misión de establecer una cultura de reutilización en las AAPP (realizando actividades de divulgación, capacitación, realización de guías de reutilización, etc.).

La Ley 37/2007 tiene como objetivo definir las condiciones para la publicación de la información que esté en poder de las Administraciones Públicas, así como fomentar el desarrollo de iniciativas que persigan la reutilización de dicha información. Es importante destacar que la 37/2007 excluye de esta reutilización el intercambio de información entre AAPP (como queda reflejado en el Artículo 3. “Ámbito objetivo de aplicación”), para el que ya existe una normativa específica (por ejemplo, el Esquema Nacional de Interoperabilidad – ENI).

En 2008, la Junta de Andalucía inicia (en colaboración con Viavansi) el desarrollo de lo que podemos considerar los cimientos de su estrategia de apertura de datos, esto es, la Interfaz de Interoperabilidad de Contenidos Web (iCMS). Con este desarrollo se persigue el establecimiento (en base a estándares reconocidos) de protocolos, formatos y vocabularios que permitan el acceso a los contenidos susceptibles de ser publicados que se encuentran disponibles en la heterogeneidad de sistemas de la Junta de Andalucía.

Desde el punto de vista funcional podemos destacar las siguientes funcionalidades de iCMS:

  • La información reside los sistemas origen, por lo que no es necesario replicarla para su almacenamiento en un sistema centralizado.
  • Para permitir que los contenidos de un sistema sean accesibles por iCMS sólo es necesario contar con un “driver” o adaptador (aplican los formatos y vocabularios a la información). En la mayoría de los casos no es necesario realizar ningún tipo de modificación en dichos sistemas.
  • Los sistemas interesados (por ejemplo, reutilizadores de la información) en consumir cierta información pueden suscribirse a las colecciones pertinentes (datasets) y, cada vez que se producen cambios en las mismas, el servidor iCMS correspondiente realiza notificaciones dichos sistemas.

En próximos artículos, profundizaremos en el proceso de implantación de iCMS como solución de para la “recolección” de los contenidos susceptibles de ser publicados dentro de una inciativa de apertura de datos.

Si te ha gustado esta entrada, ¿por qué no compartirla?

Sin comentarios

Deje una respuesta