Caminos de ida y vuelta

10 jul 2008

Resulta curioso cómo la tecnología va y vuelve por los mismos caminos. Partimos de máquinas con poquísima capacidad de cálculo y aplicaciones cliente- servidor, que cedían la mayor parte del esfuerzo de cálculo a una máquina central. Despúes evolucionamos hacia clientes ricos, aplicaciones web, RIA… y en paralelo el mercado se vuelve a plantear utilizar thin clients para los usuarios (como las Sun Ray), aplicaciones en modo ASP nuevamente centralizadas en un servidor…

En el desarrollo web estamos viviendo algo similar. Al principio los esfuerzos por la falta de estándares y la batalla entre IE y Netscape nos traía locos, obligándonos a distinguir qué navegador estaba rendeando la página mediante Javascript. La ausencia de CSS y la maquetación con tablas  hacía que apenas unos pocas combinaciones de sistemas operativos / resoluciones / navegadores daban resultados aceptables. La aparición de los estándares (con la siempre inquietante sombra de IE acechando) nos ayudó a evolucionar. Por otro lado, se podia aceptar como un estándar de mercado que las resoluciones de 640×480 ó 800×600 iban desapareciendo…

Pues véase en la figura una foto de salón que cada vez va a ser más frecuente: la misma página web visualizada en un televisor Full HD de altísima resolución, en un UMPC (en este caso, un Airis Kira) con un monitor de 7 pulgadas y una resolución de apenas 800×480, y en un Ipod Touch con una resolución de 480×320… ¿Alguien puede jurar que la resolución “óptima” es una concreta? En definitiva, deberíamos ir haciendo un rápido rollback de nuestras ideas previas sobre navegadores, resoluciones, sistemas operativos, etc. ¿Acaso alguien duda de que la web 3.0, si algún día la imagina alguien del todo, no será navegada por cualquier tipo de dispositivo móvil?

Varios dispositivos rendeando Xnoccio

Es cierto que la adopción de estándares y CSS nos va a ayudar bastante en este tipo de tareas; a priori, una web con HTML bien marcado y unas buenas dosis de CSS puede ser navegada por un gran espectro de dispositivos. Sin embargo, la tecnología es un camino de ida y vuelta, y a nadie le debería de extrañar que en poco tiempo volvamos a tratar de detectar el sistema operativo / navegador cliente*, y personalizarle la interfaz…

Namasté y buena suerte.

*  Y como muestra, un botón: minid ha publicado un framework de desarrollo de aplicaciones para iPhone, basado en xhtml y CSS3 que puede rendear el navegador Safari del iPhone. Gracias a esto, podemos desarrollar aplicaciones web con una apariencia fiel de aplicativo de escritorio iPhone. Así que una misma aplicación web, distinguiendo el cliente, podría ser rendeada específicamente para iPhone. Si teneis uno, o un iPod Touch, probadlo que está bastante interesante.

Si te ha gustado esta entrada, ¿por qué no compartirla?

Sin comentarios

Deje una respuesta