La evolución del e-Gov en República Dominicana

08 Abr 2016

Gobierno Electrónico República Dominicana

Compartelo:Share on Facebook2Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1

Hace unas semanas, anunciábamos desde Viafirma, la participación de Avansi -filial de Viavansi en República Dominicana- en la integración de la firma digital en la Procuraduría General de República Dominicana. Es por ello por lo que hemos decidido dedicar el post de esta semana a indagar en la evolución del gobierno electrónico en República Dominicana. Empezamos.

Las administraciones públicas se centran cada vez más en ofrecer sus servicios en formato electrónico haciendo uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Este gobierno electrónico o e-gobierno (e-Gov) acorta la distancia entre ciudadanos y empresas, y la administración. La evolución del e-gobierno en República Dominicana es un ejemplo paradigmático de cómo las TICs han transformado y desplazado la formas de hacer tradicionales propulsando nuevas maneras electrónicas en el marco de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC).

Los antecedentes del e-Gov en República Dominicana se remontan al año 1996, cuando desde el partido PLD se empezó a hablar de la necesidad y las ventajas de implementar un gobierno electrónico. Sin embargo, no fue hasta 2004, con el retorno de PLD al poder, cuando estas ideas se tornaron tangibles: la administración pública de República Dominicana inició la formulación de una estrategia de e-Gov con la creación de la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y Comunicación (OPTIC). Fue a partir de esta estrategia cuando se comenzaron a implantar servicios electrónicos públicos en todo el país, aunque aún quedaría mucho camino por recorrer.

En 2011 el gobierno de República Dominicana pasó a formar parte de la Iniciativa para el Gobierno Abierto (Open Government Partnership), cuyo objetivo primordial se centra en fomentar los e-Gov transparentes y participativos a través de una plataforma internacional. Esta adscripción a la iniciativa internacional, incentivó todavía más el desarrollo de la administración electrónica en República Dominicana. Es importante destacar que Gobierno Abierto y Gobierno electrónico son dos conceptos diferentes, aunque relacionados. Te dejamos este post, donde puedes encontrar más información sobre el Gobierno Abierto.

En 2015 OPTIC organizó el Primer Congreso Internacional de Gobierno Electrónico en República Dominicana, donde hubo tres ejes de discusión centrales: la atención ciudadana, la eficiencia de las instituciones públicas y la transparencia. Este congreso pone pone de manifiesto el constante y continuo interés de la República Dominicana por mejorar y consolidar su e-Gov.

De hecho, a principios de 2016 el director de OPTIC, Armando García, expuso que el proceso de implementación del gobierno electrónico en República Dominicana se sitúa en el 70% sobre la totalidad del propósito previsto en el avance hacia el gobierno abierto.

La evolución del e-Gov en República Dominicana se puede constatar en el ranking mundial que elabora la ONU de forma bianual sobre los gobiernos electrónicos, el Índice de Desarrollo de Gobierno Electrónico (EGDI, por sus siglas en inglés), en el que se evalúan 193 países. Para medir el avance de los e-Gov, el EGDI utiliza mediciones tales como el estado de desarrollo de la infraestructura de telecomunicaciones (TII), el alcance y la calidad de los servicios en línea (OSI), o el capital humano inherente (HCI). El e-Gov de República Dominicana se situaba en el número 107 en 2014, ocupando la posición número ocho en TIC en el Caribe y la once en Centroamérica.  Para el nuevo ranking previsto para este año se espera estar por encima del 50% de todos los países a nivel mundial y ascender una o dos posiciones en Centroamérica.

En el marco de la SIC, los e-Gov proporcionan una nueva forma de interacción, relación o contacto entre los Gobiernos y los ciudadanos, poniendo al alcance de éstos sus servicios, prestaciones e informaciones, lo cual genera un acercamiento entre la administración pública y la ciudadanía.

república dominicana gobierno abierto

Otra de las ventajas inherentes a los gobiernos electrónicos es la e-participación, los ahorros en tiempo, dinero y recursos y una mejor sistematización de la productividad en los procesos de las organizaciones públicas. En definitiva, con los e-Gov se mejoran la calidad y eficiencia de las administraciones públicas, es decir, de los servicios públicos, sus políticas y los procesos democráticos.

Evolución del Gobierno Electrónico: La firma electrónica en República Dominicana

La implantación de sistemas de firma electrónica avanzada y/o certificados digitales, juegan un papel esencial en el desarrollo del Gobierno electrónico y la e-Administración, puesto que son las herramientas para que los ciudadanos puedan identificarse vía telemática con las entidades públicas e interactuar con ellas con la misma validez que tendría un trámite hecho en persona.

En el caso de República Dominicana, la Ley 126-02 de Comercio Electrónico, Documentos y Firmas Digitales, con fecha 29 de septiembre de 2002, regula precisamente los documentos electrónicos, mensaje de datos digitales, firmas electrónicas y otros elementos similares, así como toda relación comercial estructurada a partir de los mismos. Además, el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) se configura como Órgano Regulador.

Como explicábamos hace algunos meses en un post sobre el desarrollo de la firma electrónica en LATAM, no en todos los países, la firma ésta tiene la misma validez. En el caso concreto de República Dominicana el artículo 31 de dicha ley, se expone que “El uso de una firma digital tendrá la misma fuerza y efectos que el uso de una firma manuscrita, si incorpora los siguientes atributos;

  1. Es única a la persona que la usa;
  2. Es susceptible de ser verificada;
  3. Está bajo el control exclusivo de la persona que la usa;
  4. Está ligada a la información, documento digital o mensaje al que está asociada, de tal manera que si estos son cambiados, la firma digital es invalidada, y
  5. Está conforme a las reglamentaciones adoptadas por el Poder Ejecutivo”.

Por lo tanto, la firma electrónica es el equivalente digital al de la firma manuscrita, habiéndose convertido este concepto jurídico en elemento clave para el acceso de las administraciones públicas electrónicas. Un ejemplo claro de ello es que la Procuraduría General de la República está desarrollando con Avansi, nuestra filial en República Dominicana y Autoridad de certificación líder- la implantación de un sistema de firma digital en sus procedimientos administrativos.

A través de la firma digital las personas físicas y jurídicas pueden acceder a los trámites, servicios e informaciones del estado a mediante las TIC, hecho que agiliza todos los procesos burocráticos.

Disponer de una firma electrónica comporta poder realizar los diferentes servicios ofrecidos por los e-Gov (en el caso de República Dominicana son unos 1400 servicios en línea), cualquier día de la semana a cualquier hora, sin necesidad de generar costos de transporte y evitando las esperas en las salas de los servicios de atención públicos al ciudadano. Estos beneficios, junto con los anteriormente argumentados, hacen que la firma electrónica o digital sea una herramienta absolutamente necesaria en el contexto de los e-Gov, por lo que la adquisición de la misma se configura como tendencia creciente en República Dominicana, por su disposición, ya natural, hacia el camino y la evolución del e-Gov.

Por lo tanto la firma electrónica se conforma como eje vertebrador entre las personas físicas o jurídicas y el e-Gov, en un contexto donde las TIC que es precisamente lo que está haciendo República Dominicana con sus inversiones en las estructuras del e-Gov con el objetivo intrínseco de promover un sector público más abierto, inclusivo y productivo a través de la innovación, la transparencia y la responsabilidad.  El e-Gov de República Dominicana se consolida como un instrumento y eje catalizador de la transformación económica y social del surgimiento de los nuevos modelos y estructuras en el marco SIC.

Volvemos la semana que viene.

Post relacionados

Compartelo:Share on Facebook2Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1

Sin comentarios

Dejar un comentario

*