Pagos móviles, una guerra incipiente

29 Ene 2014

Compartelo:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Según un informe publicado por Visa, en noviembre de 2013 en España se contabilizaron 2,1 millones de transacciones sin contacto realizadas con las tarjetas de la entidad financiera. Además, el número de terminales de punto de venta adaptados eran 347.000 y se espera que a finales de 2014 se alcance más del 50% de penetración en comercios y grandes superficies.

La noticia de hoy de que El Corte Inglés ya tiene la certificación de Visa Europe para implantar los pagos sin contacto en toda su red comercial o la de ayer de que Apple ya está trabajando en el desarrollo de un nuevo servicio de pago a través del móvil vienen a confirmar que una nueva guerra móvil está cerca. Los principales actores ya se están postulando en uno u otro bando, liderados como no, por los líderes actuales de los pagos tradicionales; Visa y Master Card. Analicemos pues, la situación actual:

VISA & Company

El Corte Inglés ha sido el último en anunciar su bando (el de Visa), pero no está, ni mucho menos sólo; La Caixa, irá de la mano de las tres grandes operadoras en España: Movistar, Vodafone y Orange, para ofrecer un sistema de pagos móviles donde las SIM son la clave. Este siestema, también será NFC y permitirá desde el pago sin contacto en los terminales compatibles, hasta sacar dinero con el smartphones en cajeros. Para ello, los datos de nuestras tarjetas se almacenarán en la SIM, por lo que será necesario cambiarla al darnos de alta en el servicio con nuestra operadora, aumentando así la seguridad del sistema. Desde una aplicación podremos activar la tarjeta que en cada momento queremos que sea funcional, e incluso hacerlo solamente por unos minutos para más seguridad. Para pagos de menos de 20 euros no será necesario un PIN, pero sí para compras superiores a dicha cantidad.

Algo parecido tiene pensado montar El Corte Inglés en sus tiendas, también siempre y cuando el importe de la transacción sea inferior a 20 euros, pues si es superior el cliente deberá introducir su PIN en el terminal para finalizar la compra. Parece ser que el limitar la cantidad de dinero con la que se puede realizar dichos pagos móviles es una buena para ir testeando la aceptación de mercado sin que llegue a suponer demasiado riesgo para el usuario, ya que, en el peor de los casos, sólo estaría poniendo en juego, a lo sumo 20 euros.

Pero en esto de los pagos móviles, no sólo juegan los distribuidores y las entidades financieras, sin duda los fabricantes de hardware y software para realizar estas transacciones también tienen mucho que decir. En este caso, parece ser que hay dos grandes fabricantes que liderarán el mercado, casualmente, uno en cada bando.

En el lado de Visa está Square, pionera en este mundillo y con un buen background (teniendo en cuenta lo novedoso del sector) y en el otro lado, el de Master Card, la atractiva y nueva iZettle, parece que la única capaz de hacer sombra (con permiso de Apple) a estos dos. Y es que Square, no se ha cruzado de brazos en todo este tiempo que lleva en el sector y recientemente ha lanzado un nuevo servicio que permite realizar pagos móviles a través de cualquier servicio de correo electrónico; Square Cash:

Square Cash

La aparición de Square Cash hace pensar de nuevo en el sentido que tienen otras alternativas como NFC, una tecnología que muchos fabricantes de dispositivos móviles han integrado pero que no vemos cuajar en terrenos como los pagos móviles.

Se aprovecha de los medios de pago tradicionales y los mejora, proporcionando una innovación menos disruptiva pero más probable que el mercado acepte.

Pagos móviles - Square Cash

iZettle y MasterCard

Como ya hemos adelantado antes, mientras que Visa ha invertido en Square, MasterCard es uno de los inversores de su principal rival, iZettle. La firma lanzó su lector de tarjetas inteligentes para móviles casi a la misma vez que nosotros lanzamos el nuestro, hace ya casi un par de años.

Conectar un lector al móvil, pasar la tarjeta, firmar con el dedo en la pantalla y listo. El servicio funciona en los países nórdicos (la compañía es Sueca) y Reino Unido, donde lo usan 53.000 negocios. Además, para penetrar más rápido en el mercado, iZettle ofrece gratis un lector de tarjetas aunque, al contrario que Square, cobra un 2,75% de comisión por operación, cifra la transacción de forma segura y reparte la comisión entre la compañía de tarjetas y el banco.

Aunque según ha declarado su CEO, Jacob De Geer, de entre todos los contendientes, teme sobre todo a Apple: “Tiene 400 millones de tarjetas de crédito de clientes. Conociéndolos, seguro que lanzarán algo que compita con nosotros y con Square”. Y efectívamente, así ha sido.

Pagos móviles

Imagen: http://www.flickr.com/photos/dahlstroms/

Apple contra el mundo

Pues sí, parece ser que Apple sí que está desarrollando un sistema que permita meterse de lleno en la lucha por el mercado de los pagos móviles. De hecho, Jennifer Bailey, directora de las tiendas online de Apple se ha trasladado a un nuevo puesto, todavía sin confirmar, relacionado con la gestión del negocio de pagos móviles de la empresa.

La tecnología de identificación táctil que ha incorporado Apple ha su nuevo iPhone insignia, el iPhone 5S, podría acelerar todo este proceso y facilitaría la autenticación en el proceso de compra.

El sistema de pagos móviles, denominado iWallet podría además hacer uso de Passbook, el cual Apple lanzó hace unos años para que todos los usuarios pudieran tener las tarjetas de embarque, así como de regalo o entradas.

Una cosa es segura, si Apple entra en esta guerra, los bandos y futuros participantes pensarán diferente sobre con quién asociarse…

Post relacionados

Compartelo:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Sin comentarios

Dejar un comentario

*