Tags: eAdministración

Cómo pedir la cita previa para el DNI y el pasaporte sin moverte de casa

26 Ene 2017

Cita Previa DNI

Hoy hemos decidido dedicar este post a explicarte cómo puedes solicitar la cita previa para renovar tu DNI o Pasaporte desde casa,  en menos de 5 minutos y de forma clara y sencilla.

[…]

Un año desde la implantación de la Ley de Facturación Electrónica en España: Una evaluación de la situación

20 Abr 2016

Facturacion Electrónica

Hace ya un año de la entrada en vigor de la Ley de Facturación Electrónica en España. Para muchas empresas que trabajaban con la Administración Pública, supuso un cambio estructural, puesto que las facturas había que presentarlas telemáticamente a través de FACe. ¿Han sido los resultados los esperados? ¿Qué evolución está tomando? ¿Cómo cuadra con las estrategias marcadas por Europa? Hoy desde Viafirma te lo contamos.

[…]

Infografía: Evolución de la firma electrónica en España

16 Oct 2013

Mucho ha llovido desde que, en el año 1995 se creó la primera CA (autoridad de certificación) en España. Y no sólo en el panorama e-administrativo, si no que nuestra empresa (viafirma), nacida en 2006, también ha ido superando hitos con forme han ido pasando los años. Desde el soporte para el dni electrónico en diferentes etapas y a diferentes sistemas operativos, hasta nuestro reciente cliente nativo para viafirma inbox, pasando por el famoso lector de dni electrónico para iPad y iPhone.

Por tanto, se nos hacía muy goloso el comparar los principales hitos del sector con los de nuestra “relativamente” joven empresa. Para ello, hemos elaborado está infografía a modo de linea de evolución temporal con los diferentes acontecimientos del sector de la firma electrónica representados de forma clara, sencilla y gráfica para que se pueda ver con claridad la evolución de la firma electrónica en España.

Si os gusta, recordad que podéis compartirla libremente en las redes sociales 🙂

Evolución de la firma electrónica

Ranking: The 10 best Social Administrations in Spain (Spanish version)

04 Jul 2013

Muchas instituciones públicas pueden preguntarse cuál es la mejor estrategia para estar en los medios sociales. Sin duda, no es lo mismo twittear desde una cuenta personal que hacerlo desde la cuenta de una gran institución pública. Debido a la gran repercusión e interés que estas instituciones tienen “per se” hay que cuidar mucho las formas, los mensajes, los trasfondos, la gestión de crisis…

Es por ello que en viafirma queremos hacer nuestro particular “Ranking” con las que consideramos las mejores Administraciones en los medios sociales.

  1. E-Administración Ayuntamiento de Zaragoza
  2. Una cuenta aún joven pero con mucho potencial. En esta estrategia del Ayuntamiento de Zaragoza, se ha decidido segmentar los tweets relacionados con la Administración electrónica y la plataforma electrónica de éste a través de esta cuenta. Habrá que tenerlos en cuenta para futuros Rankings.

    E-admin Zaragoza

  1. Ayuntamiento de Gijón
  2. Información sobre la ciudad, promociones turísticas y un boletín electrónico semanal hacen que la cuenta de twitter de esta pequeña ciudad sea imprescindible para sus ciudadanos. Como prueba de la apuesta social de este Ayuntamiento, podemos destacar que en el departamento de Atencion al Ciudadano usan Twitter como canal de comunicación interna en lugar del mail.

    Ayuntamiento Gijón

  1. Servicio Andaluz de Empleo (SAE)
  2. Con la actual situación que vive el país, resulta un alivio el contar con la presencia social de un servicio público tan necesario como el de empleo. En su cuenta de Facebook (con casi de 43.000 seguidores a día de hoy) publican información sobre las últimas ofertas de empleo, noticias relacionadas y becas. Además, genera bastantes comentario en cada entrada. Buena iniciativa la de esta Comunidad Autónomo, de la que podían tomar ejemplo otras muchas.

    Servicio Andaluz de Empleo

  1. Alcalde de Jun
  2. Vale, no se trata de ninguna Administración, pero el ya famoso Alcalde de Jun (Granada) debía de estar en este ranking. Por su simpatía, implicación, respuesta a casi todo el mundo y apuesta por la twitter-administración, Jose Antonio R Salas se merece este tercer puesto en nuestro Ranking.

    Twitter del Alcalde de Jun

  1. Ayuntamiento de Barcelona
  2. El Ayuntamiento de Barcelona siempre ha estado considerado como modelo a seguir para conectar a los ciudadanos con las Administraciones Locales. Su página web tiene un marcado estilo 2.0, con grandes imágenes y invitaciones a conectar con las distintas redes sociales. Además de su cuenta de twitter, destaca su perfil de Instagram, dónde muestra fotos de la ciudad, de sus ciudadanos y de los eventos culturales. Por otro lado, su apuesta por la Administración Electrónica también es de nota, ya que, entre otras cosas, posee una oficina virtual propia para facilitar los trámites telemáticos a los Barceloneses.

    Ayuntamiento Barcelona

  1. Datos.Gob
  2. Recientemente premiada por la comisión europea con el premio a la mayor innovación en la Administración Pública. El portal organiza y gestiona el Catálogo de Información Pública del Sector Público Español y su cuenta de twitter aporta noticias interesantes sobre Open Data, Interoperabilidad y Administración electrónica.

    Cuenta de twitter de datos.gob

  1. Gencat
  2. Se trata de la Generalitat Catalana. Abordan los proyectos de la Generalitat de Cataluña en Internet, como las nuevas webs, productos multimedia, aplicaciones, herramientas, soluciones corporativas y muchos otros servicios. Están presentes en las redes sociales de más relevancia (Twitter, Facebook, Delicious, Slideshare, Youtube, Flickr..) pero sobre todo, destaca su cuenta de twitter y su canal de youtube, donde podemos encontrar vídeos sobre la institución, sobre Cataluña o sobre los servicios que ofrecen entre otros.

    Generalitat

  1. @dministración
  2. Sin lugar a dudas, la referencia en Administración electrónica. Tanto la cuenta de twitter cómo la de Facebook publican constantemente útiles recursos y noticias para fomentar el uso de la e-Administración entre los ciudadanos. En su página web, se puede ver de un vistazo rápido los servicios más destacados a los que se puede acceder de manera telemática (ver puntos del carnet de conducir, solicitud de vida laboral, certificados de empadronamiento, multas de tráfico, etc.)

    Administración electrónica

  1. La Moncloa
  2. Con más de 238.000 seguidores, la cuenta de twitter del Gobierno español ya ha superado en notoriedad a multitud de cuentas institucionales de todo el mundo. Fue creada en Julio del 2009 y se ha situado en uno de los primeros lugares del ranking, por encima de cuentas como la del Gobierno de Francia o Rusia.

    Twitter oficial de la moncloa

  1. Policía
  2. La gran ganadora, al menos para nosotros, es la cuenta de twitter de la policía. Más de 500.000 seguidores, gestión impecable de miles de trolls (salvo alguna metedura de pata, lógica por otra parte), lenguaje adaptado a twitter, mucho salero e incluso algún que otro detenido gracias a twitter. Llevar la cuenta institucional de la policía es un reto aún mayor que el de muchas de las Administraciones del ranking y sin embargo, aprueban con nota el examen. Nuestra enhorabuena 😉

    Twitter policia

Hasta aquí nuestro Ranking. ¿Estáis de acuerdo con nosotros? ¿Debería de estar alguno más arriba o más abajo? Sin duda, me habré dejado muchos en el camino, así que si conocéis alguna AP que debiera estar aquí podéis dejarlo en comentarios e iré actualizando el ranking en la medida de lo posible.

Do you know the PIN code of your electronic id card? (Spanish version)

25 Oct 2012

El otro día, Vicente del Bosque, nuestro amado seleccionador nacional de fútbol adquiría hace poco el DNI electrónico número 30 millones. Este dato puede significar, según el punto de vista desde el que lo veamos, dos cosas:

  • Hay 30 millones de españoles que tienen certificado digital (dentro del DNIe) y por tanto se pueden beneficiar de todas sus ventajas.
  • Aún hay 17 millones de personas que no lo tienen, es decir, un 36%, aunque a la larga este porcentaje va a ir disminuyendo dada la obligatoriedad del DNIe al renovar o adquirir por primera vez dicho documento.

Vale, seamos positivos, 30 millones de personas son consumidores potenciales de cualquier servicio/producto que haga uso del DNIe y sus certificados digitales pero…¿Qué porcentaje de ellos conoce su PIN? La realidad aquí es bien distinta.

Y es que, ya sea porque ha faltado difusión / información por parte del Gobierno a la ciudadanía, o por la poca formación de los funcionarios encargados de la renovación del DNI o mil y una razones más sobre las que ya debatí en su día, la realidad es que la gente no conoce bien el potencial de su DNIe y por tanto, no conoce que existe algo llamado PIN, necesario para realizar, por ejemplo, operaciones de firma electrónica.

Pues bien, desde este post quiero arrojar un poco de luz en este oscuro mundo que el DNIe puede parecerle a un gran porcentaje de la población.

PIN DNI electrónico

¿Qué es el PIN?

El PIN es parte necesaria para que los datos privados de tu DNIe no sean accedidos sin tu consentimiento. Para aquellos que no lo sepan, el DNI electrónico tiene almacenados dos tipos de datos. Haciendo un resumen muy a “alto nivel” estos serían:

  • Los datos públicos; son aquellos que son accesibles con la clave pública del certificado y, por tanto, todo el mundo puede conocer (como por ejemplo tu nombre).
  • Los datos privados; son la información del certificado que no debe ser conocida por los demás (como por ejemplo tu edad), con lo que necesitas de una contraseña (PIN) para proteger esta información.

En el momento de la obtención del DNIe, además de un documento informativo, nos entregan un “sobre ciego” que contiene un código generado aleatoriamente. Pues bien, este código es el PIN que trae nuestro DNI electrónico por defecto. Igual que el PIN del móvil, ¿fácil no?.

¿Cómo puedo cambiarlo?

Hay dos alternativas, la antigua y la moderna (esta es la que deberías de utilizar para ser consecuente con el objeto del cambio).

  1. Acercarnos a la comisaría, y buscar un Kiosko PAD. El DNI electrónico posee un mecanismo de seguridad que, si bien el PIN del DNIe equivaldría al PIN del móvil, este procedimiento sería como el PUK, solo que utiliza nuestra huella dactilar en lugar de un largo código. No deberíamos tardar más de 10 minutos siguiendo las instrucciones del PAD, pero tenemos que tener en cuenta el tiempo en desplazarnos a la comisaría y la posible cola que haya para utilizar el PAD (sobre todo si la comisaría es pequeña).
  2. Utilizar el procedimiento telemático para cambiar el PIN. Esto será mas o menos complicado dependiendo si nuestro sistema operativo es Windows (más fácil) o Linux o MAC (menos fácil).

Vale, ya conozco mi PIN, ¿ahora qué?

¡Pues ahora a utilizar tu DNIe y sus certificados digitales!

Por ejemplo, puedes utilizar tu DNI electrónico para identificarte legalmente en las sedes electrónicas de las administraciones públicas y realizar tus trámites de manera telemática (a través de internet) o para firmar electrónicamente cualquier documento que seas capaz de firmar en papel. Puedes probar esto último con la descarga totalmente gratuita de nuestro viafirma desktop para utilizarlo en tu máquina Windows o MAC. En cualquier caso, no te olvides de que necesitarás un lector de DNIe para escritorio.

Y digo para escritorio por que para móviles sólo (sí, a día de hoy no hay nada más en el mundo mundial) podrás utilizar el DNIe si tienes un iPhone o iPad gracias a nuestro lector de DNIe para iOS y descargándote nuestra app gratuita en la App Store.

Si después todo esto sigues teniendo alguna duda puedes consultarnos por Facebook / Twitter o directamente escribiendo un comentario en esta entrada.

Lo dicho, ya no tienes escusa para comenzar a usar tu DNIe 😉

¿Porqué no se ha masificado la firma electrónica?

11 Sep 2012

Es por todos sabido que la firma electrónica no ha tenido la repercusión, al menos en España, que el gobierno pensaba que podría tener en un principio. No dejo de ver noticias provenientes de latinoamérica, de países que están apunto de implementar y regular la firma electrónica, de cómo ensalzan las virtudes y bondades de la e-firma (ahorro de costes, de tiempo, interoperabilidad, mayor seguridad, paperless…). Sin duda ninguno de los que esté leyendo este post puede poner en entredicho los beneficios de la firma electrónica, pero hay una realidad abrumadora; la firma electrónica no se ha masificado en nuestro país, pero claro, para masificar la firma, la Administración electrónica tendría que estar completamente aceptada en la sociedad y la realidad es que esto está también muy lejos de conseguirse.

Datos como que España es el país europeo con mayor penetración de certificados digitales o que hay más de 28 millones de usuarios de DNIe dejan de cobrar relevancia al saber que la inmensa mayoría de esos 28 millones no conocen el PIN de su DNI electrónico o, lo que es peor, ni siquiera ha oído hablar de él. No es de extrañar por tanto, que el uso cotidiano de la firma electrónica y los certificados digitales sean solo cosas de algunos “heavy users” o de aquellos que no tienen otro remedio al estar obligados a usarlos por la empresa o institución a la que pertenecen.

¿Pero, por qué pasa esto? ¿A qué es debido? Desde luego habría muchos enfoques por donde poder dar respuesta a estas preguntas (falta de usabilidad, poca publicidad, falta de formación de los funcionarios, etc.) pero yo voy a dar el mio propio, que no es más que ponerse en la piel de dos usuarios al azar que se han decidido a realizar sus gestiones de manera telemática, siguiéndolos por su particular embudo hacia la consecución de su objetivo:

Escenario 1

Usuario: Mujer de mediana edad, ama de casa en una gran urbe.

Objetivo: Conseguir su certificado de matrimonio telemáticamente.

Situación: María, de 45 años, necesita su certificado de matrimonio como parte de la documentación para la concesión de una ayuda económica cuyo plazo está a punto de finalizar. Si bien en un primer momento pensaba tramitarlo presencialmente, la urgencia del documento le hace recordar algo que la semana pasada le dijo una funcionaria al renovar el DNIe; “Con el nuevo DNI, podrá realizar los trámites con las Administraciones Públicas desde casa y al momento”. Tras escuchar esto, la mujer decide intentarlo. Tiene un PC convencional de sobremesa, con Windows XP e Internet Explorer 7, nada del otro mundo. Una búsqueda rápida en google le lleva a la sede electrónica del Ministerio de Justicia. Las palabras “al momento” llaman su atención. Todo listo, clic en el botón y…error!!

– “No puede acceder a esta página, compruebe que dispone de no se que de un certificado digital o DNIe.

– “¡Sí que lo tengo, está aquí, en mi mano!”

Busca en el PC alguna ranura que sea del tamaño de su nuevo DNI. Nada, ninguna parece encajar…

-“¡Maldita página!”

Al final, su paciencia se agota y decide perder la mañana siguiente solicitándolo presencialmente. Poco después se enterará de que para usar su DNIe necesita… ¡un lector de DNIe!

Resultado: Mala primera experiencia. Frustración y rechazo fuerte inicial al DNIe. Si le cuesta usar el DNIe, lo de la firma electrónica va a ser un mundo.

Causa: Falta de información por parte de la funcionaria y/o de los folletos informativos al adquirir el DNIe. Nadie le explicó lo que era un lector de DNIe.

Escenario 2

Usuario: Estudiante de empresariales de 21 años.

Objetivo: Solicitar una beca por internet.

Situación: Se trata de un usuario joven, acostumbrado a usar el ordenador y el smartphone, con conocimientos digamos “medios” de informática. Al intentar solicitar una beca para otra comunidad distinta a la suya descubre de que, con algo llamado “certificado digital” puede solicitarla a través de internet sin necesidad de desplazarse presencialmente a dicha comunidad. Después de leer sobre el tema, llega a la página de la FNMT (Fábrica Nacional de Moneda y Timbre), donde está detallado el proceso para conseguir un certificado digital con esta entidad. Al parecer debe:

  • Solicitar un código por internet
  • Presentarse en una oficina de registro
  • Descargar el certificado.

No parece mu complicado, pero al intentar realizar el primer paso la página parece no responder, aunque finalmente, carga el HTML básico mostrando el siguiente mensaje:

Error en el navegador

Resulta que, o utilizas Explorer o Firefox o ya te vas olvidando de conseguir tu certificado digital. Este iluso estudiante no sabía que su MAC y Chrome no son compatibles con la eAdministración. Pero resulta que su otra opción (Safari), tampoco parece “digno” para solicitar un certificado.

Resultado: Al final, el coste de desplazarse a otra comunidad para realizar un trámite gana a su deseo de “mandar a paseo” los certificados digitales y acaba pidiéndole el PC a un amigo. Ahora sí, con Explorer todo parece ir mejor y este estudiante conseguirá solicitar la beca telemáticamente, aunque, ¿a qué precio? ¿cual ha sido la experiencia de este usuario? ¿recomendaría este usuario los certificados digitales? ¿cómo puede permitirse un organismo de la talla de la FNMT anunciar que simplemente que el resto de navegadores no están soportados?

Causa: Falta de interés en algún punto de la cadena. Parece no importar el feedback de los usuarios finales.

Estos son solo dos casos al azar de los cientos que pueden darse en el día a día de la gente de a pie. Sin duda, la falta de interés, los problemas técnicos, la poca usabilidad o la inexistencia de un régimen sancionador que obligue a mejorar todo esto parecen ser motivos más que suficientes para condenar a los usuarios finales al papel.

A pesar de todo esto, aún existen motivos para la esperanza. Y es que si el cambio no viene desde el sector público, puede que la clave esté en el privado. Desde viafirma nos esforzamos en intentar cambiar un poco este panorama, soportando los navegadores y sistemas operativos más extendidos, intentando que firmar electrónicamente sea tan fácil como el “plug & play” y sin olvidarnos de la cada vez más importante rama de movilidad.

Pues bien, yo ya he dado mi punto de vista, ahora me gustaría escuchar el vuestro 😉

Infografía: Los certificados digitales en España

03 Jul 2012

Un certificado digital (también conocido como certificado de clave pública o certificado de identidad) es un documento digital mediante el cual un tercero confiable (una autoridad de certificación) garantiza la vinculación entre la identidad de un sujeto o entidad (por ejemplo: nombre, dirección y otros aspectos de identificación) y una clave pública.

Es muy importante estar realmente seguros de que la clave pública que manejamos para verificar una firma o cifrar un texto, pertenece realmente a quien creemos que pertenece.

Por tanto un certificado es un documento emitido y firmado por una Autoridad de Certificación (CA) que identifíca una clave pública con su propietario.

Como ya hicimos con la firma electrónica, hemos creado una infografía para resumir el uso de los certificados digitales en España:

The e-Government: Innovation in Public Administration (Spanish version)

22 May 2012

Hace unos días Xavier Marcet publicaba en su blog un post sobre las barreras de la administración pública a la innovación. Xavier, además de licenciado en Historia, diplomado en Gestión Pública (ESADE) y profesor en varias universidades es un conocido asesor en la dirección de empresas e instituciones, especialmente en el campo de la comunicación corporativa y de la gestión estratégica.

Pero estás barreras no salieron de la idea solitaria y subjetiva de una sola persona, sino de una actividad propuesta a sus alumnos del curso de Gestión de la Innovación en las TIC, con lo que se puede decir que, en cierta medida, fue un grupo de gente con conocimientos avanzados sobre la administración pública los que definieron dichas barreras.

Se hace interesante pues, analizar las posibles causas de tanta reticencia por innovar por parte de la Administración Pública.

Las barreras son las siguientes:

  • Rigidez estructuras
  • Falta de recursos
  • Falta de estrategia
  • Poca orientación a ciudadano/usuario
  • Falta de Liderazgo
  • Falta de Motivación
  • Resistencia corporativista
  • Políticos sin orientación a la innovación
  • Intolerancia política y mediática al error
  • Falta de incentivos
  • Miedo
  • Procedimientos muy inerciales
  • Mala gestión de talento. Poca meritocracia.
  • Cultural inercial y burocrática

Según apunta Marcet, el miedo es el principal impedimento a la hora de innovar en las Administraciones, pero ¿miedo a que?, ¿miedo al error? ¿miedo a desafiar la estructura y espesez de la Administración? ¿miedo a ser tildado de “hereje” por tus compañeros? Seguramente un poco de todo.

Cristina Garmendia, antigua Ministra de Ciencia e Innovación de España, apuntaba hace unos días en el Encuentro Directivo del Instituto de Estudios Cajasol celebrado en Sevilla la importancia de la innovación y el emprendizaje para salir de la situación actual de recesión en la que se encuentra nuestro país. Cristina sugería que el cambio en la actitud hacia la innovación debe de venir impulsado precisamente desde la Administración Pública, premiando e incentivando al “intraemprendedor” y sus ideas y sobre todo, cambiando una cultura y estructura actual, donde la innovación depende de la buena voluntad de aquellos valientes que se atreven a desafiar este sistema.

Todo esto me lleva a la siguiente reflexión: ¿Qué mejor manera hay de innovar en este sector que a través de las nuevas tecnologías?

Administración electrónica

Es entonces cuando se nos tiene que venir a la mente la e-Administración y sus ventajas. Y es que se hace patente la necesidad de convertir la oficina tradicional en una oficina sin papeles, ahorrando así en tiempo y costes y sobre todo habilitar la vía electrónica para la realización de tramites entre la Administración y el ciudadano.
Sin duda, un gran ahorro para, sobre todo, pequeñas y medianas empresas, las cuales se verían beneficiadas claramente gracias a, por ejemplo, los certificados digitales, el DNIe o la firma electrónica.
Dado que las pymes componen alrededor del 70% del tejido empresarial español, la Administración electrónica es, sin duda, un buen comienzo por donde empezar a innovar.