¿Cuáles son las fases de la Transformación Digital de la empresa?

11 Nov 2016

Compartelo:Share on Facebook9Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn37

Transformación Digital de la empresa

La transformación digital de la empresa es un factor imprescindible para su supervivencia. En un mundo interconectado, que avanza a gran velocidad y absorbe cambios tecnológicos día a día, la adaptación de las empresas a un entorno digital es ya una obligación. Por eso hoy queremos analizar las diferentes fases de este proceso.


El cambio de las empresas hacia un entorno digital es ya un hecho más que contrastado. Es necesario digitalizar los procesos, las herramientas y los servicios de los negocios para acercarse cada vez más a un sistema globalizado e intercomunicado.

La transformación digital es el proceso por el cual se incorporan a las empresas diferentes herramientas con base digital y una lógica nueva de negocio que permita mejorar los procesos y a su vez, poder interactuar con cada uno de sus stakeholders en el entorno virtual como lo harían físicamente.

Dentro de la transformación digital existen diferentes fases de actuación, en función de la profundidad a la que haya llegado la digitalización de una entidad. Actuar enfocado a los dispositivos móviles, y por tanto en soluciones de movilidad, estar interconectado y saber aprovechar las ventajas que ofrecen las innovaciones tecnológicas, son algunos de los principales factores que pueden ayudar a afrontar la digitalización de la empresa.

Leyendo las reflexiones de Andrés Pastor en el portal Novagob, hemos extraído nuestras propias conclusiones para analizar las 3 fases fundamentales de la transformación digital para cualquier empresa.

La Transformación Digital de la empresa en 3 fases

Fase 1: Concienciación

concienciacion-transformacion-digital-de-la-empresa

Conocimiento de la evolución del mercado y la sociedad

Hay que conocer hacia dónde caminan los mercados y las posibilidades que estos ofrecen para aportar valor a la sociedad. La evolución e innovación tecnológica son constantes y la adaptación de la sociedad a estos cambios generan nuevas necesidades.

Internet, y concretamente la banda ancha, ha provocado una revolución social y económica, creando una sociedad interconectada que da paso a nuevos modelos de negocio. Así surge la necesidad de llevar a cabo una transformación digital en todos los estamentos socioeconómicos.

La transformación es necesaria porque los avances tecnológicos permiten predecir los acontecimientos y adelantarse a la competencia. Desarrollar tecnologías que aporten valor a las empresas les permitirá diferenciarse en el mercado y las autoridades, conscientes de ello, han empezado ya a legislar al respecto.

Desde Europa llegan directrices para fomentar el salto digital, una transformación que mejore la gestión y la eficacia de empresas e instituciones. La Unión Europea se ha marcado los objetivos Europa 2020 para consolidar una economía inteligente, sostenible e integradora, que contribuyan a que la UE y sus estados miembros generen altos niveles de empleo, productividad y cohesión social.

Para llevar a cabo esta estrategia comunitaria, la Unión ha redactado el reglamento eIDAS. Esta norma regula y sienta las bases para avanzar hacia una nueva era digital. Se busca aumentar la eficiencia de las administraciones y empresas comunitarias y mejorar la gestión de las relaciones entre los países miembros. Con esta medida se acercan al sueño europeo de consolidar un mercado único digital (Digital Single Market, DSM).

El trabajo y los esfuerzos de la Unión Europea impulsarán los cambios hacia la digitalización de empresas y administraciones públicas, que ven en la transformación digital una oportunidad para mejorar su gestión.

Fase 2: Innovación

innovacion-transformacion-digital-de-la-empresa

Desarrollo e innovación tecnológica para crear un mercado sólido y común

Esta segunda fase hace referencia a la puesta en marcha de acciones, al desarrollo de tecnologías y soluciones que fomenten la transformación digital. Tras una primera etapa de concienciación de los cambios socioeconómicos y las ventajas que ofrece internet a los mercados, llegamos a este segundo nivel, en el que servicios como los que ofrece viafirma cobran protagonismo.

Las empresas especializadas en el desarrollo de soluciones tecnológicas para entidades y administraciones juegan un papel fundamental en esta etapa de la transformación digital. Sus soluciones permiten adelantarse a las necesidades de la sociedad, ofreciendo herramientas eficaces que mejoren la gestión y la administración de los recursos.

Este sector desarrolla tecnologías relacionadas con los servicios en Cloud, el Internet de las Cosas (IoT) y la seguridad en movilidad. Siguiendo las directrices europeas, se elaboran soluciones para digitalizar y mejorar la gestión de las empresas privadas y las administraciones públicas.

Uno de los sectores que fomenta la transformación digital es el relacionado con las herramientas de autenticación, movilidad y desarrollo de aplicaciones en cloud. Las soluciones de firma electrónica, los avances en tecnología biométrica y los servicios en cloud, son algunas de las claves del avance hacia la nueva era digital.

Estas herramientas favorecen la política de ‘papel cero’, que permite mejorar la gestión de los tiempos y agilizar los trámites de las empresas e instituciones. Soluciones como la firma electrónica aportan mayor seguridad, eficacia y agilidad a los trámites entre empresas y administraciones.

La movilidad y los servicios en la nube son una necesidad en este contexto de revolución digital. Poder realizar trámites entre agentes situados en distinta localización y acceder y manipular documentos alojados en la nube son grandes ventajas que las entidades comienzan a adoptar. Para simplificar estas acciones surgen los portafirmas electrónicos.

Existen soluciones que permiten gestionar documentos que necesitan ser firmados en dispositivos móviles, sirviendo de pasarela entre el backoffice del cliente, por ejemplo un CRM, y el usuario final. Estas herramientas facilitan los trámites entre empresas o instituciones y reducen los tiempos de espera. En definitiva, mejoran la eficacia y la gestión de cualquier proceso.

Otra de las soluciones que mejora la gestión y aumenta la eficacia de empresas y organismos públicos es la factura electrónica. Estas herramientas permiten la gestión del proceso digital de facturación de forma transparente para la organización, proveedores y clientes

Además de la movilidad, los servicios en cloud ofrecen una amplia variedad de ventajas que favorecen la transformación digital. La firma en cloud -también conocida como firma en la nube o firma centralizada- permite múltiples usos como firmar documentos con certificados alojados en un servidor seguro (HSM) en la nube con el máximo nivel de seguridad.

La digitalización de las empresas no sería posible sin la garantía de seguridad en sus procesos. Para ello, se han desarrollado tecnologías como la Biometría, que refuerzan la seguridad en la autenticación de los usuarios.

Fase 3: Aplicación

aplicacion-transformacion-digital-de-la-empresa

Formación del equipo humano en los procesos digitales y fomento de nuevos modelos de negocio

Tras una primera fase de concienciación, y una segunda etapa de innovación tecnológica y desarrollo de soluciones, es el momento de poner en práctica los procesos digitales y adaptar la empresas a los cambios del mercado. Conectar personas, procesos, objetos y datos de la entidad es el factor definitivo para la consecución de la transformación digital.

El equipo humano debe estar familiarizado con la tecnología y sobre todo tener una actitud proclive a los cambios. Deben adaptar las nuevas soluciones tecnológicas y adoptar los cambios del mercado para su trabajo.

Será necesario realizar una evaluación para comprobar si se cuenta con los empleados adecuados, los que necesita una empresa del siglo XXI digitalizada. Si la respuesta es negativa, será necesario formarlos. No podrá consolidarse la digitalización sin la formación de las personas que deben llevarla a cabo.

Esto supone destinar una partida presupuestaria para investigación y desarrollo de nuevas aplicaciones y equipos técnicos y humanos adecuados. Además, será necesario crear un calendario de acciones, donde los responsables de cada proceso estén identificados y capacitados para coordinar el trabajo.

Para que el flujo de trabajo sea correcto será primordial la colaboración. Para ello, la comunicación interna y el trabajo diario deben dar el salto a la red, empleando herramientas online de organización y comunicaciones que permiten un gran ahorro de tiempo y dinero.

Estas son las 3 fases fundamentales de la transformación digital de la empresa. Por estas etapas atraviesan todas aquellas entidades que desean dar el salto a la era digital. La digitalización supone un avance hacia un mercado globalizado, interconectado y accesible para un mayor número de agentes.

Desde Europa se están realizando grandes esfuerzos para que las instituciones y empresas comunitarias se adapten al entorno online, ya que ven en internet una posibilidad para mejorar la gestión y aumentar la eficacia de los procesos administrativos.

Esperamos que te haya resultado útil nuestro análisis. Te animamos a que lo compartas y comentes tus opiniones al respecto. Si deseas saber más sobre la transformación digital, te esperamos en http://www.xnoccio.com/.

¡Hasta la semana que viene!

Post relacionados

Compartelo:Share on Facebook9Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn37

No comments

Leave a Reply

*